Lunes, 27 Noviembre 2017 23:02

Herramientas para la Felicidad

Escrito por Débora Lugo
Valora este artículo
(0 votos)

Alguna vez te has preguntado ¿Qué es la felicidad?

Hace tiempo, mi coach de felicidad me compartió lo que Gandhi dijo sobre el tema: “la felicidad se alcanza cuando lo que uno piensa, lo que uno dice y lo que uno hace están en armonía”. Para mí, la cosa es más simple: “la felicidad son esos pequeños momentos en los que nada es más importante que el instante en sí mismo”

Ideas muy bonitas, pero ¿cómo se alcanza?

Lo primero es saber que cada uno debe determinar qué es la felicidad. Nadie puede explicar o describirla por nosotros. Para ser feliz, es importante que tus acciones estén alineadas con tus objetivos. Y aquí empieza el trabajo. ¿Sabes qué es lo que quieres? Aunque parezca increíble, no siempre sabemos lo que queremos ni todo el mundo sabe lo que quiere. Por ello te propongo una serie de ejercicios para que determines si estás yendo por el camino.

 

1.    Define cuáles son tus objetivos. Desarrolla tus sueños en un papel, qué te gustaría ser, tener, a dónde te gustaría llegar, quién te inspira… Aquí sólo se permite soñar, así que deja volar tu imaginación…

 

2.    Ahora, con toda sinceridad, pregúntate quién eres, cómo llegaste hasta aquí, fuiste fiel a tus sueños o a los de los demás, fue más cómodo elegir lo fácil o por lo contrario te han gustado los retos. Con todo el amor del mundo, hónrate por el camino recorrido, sea como sea, aquí estás y es el momento perfecto.

 

3.    Haz una lista de todo aquello que sí ha funcionado en tu vida, piensa y analiza qué te llevó hasta allí. Describe con todos los detalles que recuerdes. Subraya todo aquello que fue positivo y te impulsó. Si lo conseguiste, la capacidad está en ti.

 

4.    Por último, haz una lista de todo aquello que quieres cambiar, conseguir, obtener o llegar a ser en distintos ámbitos de tu vida, por ejemplo: creatividad, relaciones personales, bienestar, espiritualidad, trabajo, estudios, salud, finanzas, otros…

 

Y a partir de aquí, ya tienes pautas para empezar a planificar cómo alcanzar esa felicidad tan deseada.

Recuerda que no es algo permanente y que a veces es necesario estar en el lado opuesto para sentirla con más fuerza. Las caídas, los malos momentos, los problemas también son parte de esos instantes tan perfectos, aquellos donde todo lo demás no importa. ¡Disfrútalos!

 

¡Espero que tengas una gran semana!

Visto 102 veces
Más en esta categoría: « 11:11 Una experiencia meditando »

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Search